Blog que os recomiendo; Santa María de los Reales Alcázares, Iglesia Mayor de Úbeda

Blog que os recomiendo; Santa María de los Reales Alcázares, Iglesia Mayor de Úbeda
Blog que os recomiendo; Santa María de los Reales Alcázares, Iglesia Mayor de Úbeda

20 mar. 2009

Articulo Publicado en La Revista Cofrade Getsemaní 2009 "RETABLO DE LA TRANSFIGURACIÓN DE LA SACRA CAPILLA DE EL SALVADOR"


(fotografía Gentileza de Pedro Mariano Herrador Marin)

La Sacra Capilla de El Salvador, obra capital del Renacimiento Español, es fundado como panteón familiar por Francisco de los Cobos, secretario de Carlos I de España, en un momento determinado de la década de 1530.

Es proyectada por Siloé y ejecutada por Vandelvira. La construcción concluyó en 1559, muerto ya el fundador.

El altar mayor, panteón familiar o rotonda funeraria, es sin duda uno de los más espectaculares de la ciudad y más bonitos de la cristiandad. En el podemos admirar en su retablo el grupo escultórico de la Transfiguración de Cristo en el Monte Tabor, obra de Berruguete, e inspirado en su obra realizada en el coro de la Catedral Primada de Toledo[1].

El autor de la Historia de Úbeda, Miguel Ruiz Prieto, dice hablando de la Sacra Capilla del Salvador, fundada por el Comendador Mayor de León Don Francisco de los cobos:




…El retablo del altar mayor es suntuoso y de un mérito incomparable, obra según tradición, de Alonso de Berruguete, amigo de Pedro de Vandelvira…

…En el centro, se destaca la sublime imagen del Salvador, transfigurado en el Tabor; tiene a su lado a los profetas Elías y Moisés y recostadas a sus pies, las enérgicas figuras de los Apóstoles, Pedro, Santiago y Juan, poseídos de asombro. Parece que vibran en el espacio las señaladas palabras del primero: ¡Señor, hagamos aquí tres tiendas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías! A los lados del depósito del Sacramento hay cuatro hornacinas, ocupadas por pequeñas imágenes de Adán y Eva, San Sebastián y san Roque. A los lados del retablo, se abren cuatro nichos que ocupan los evangelistas, que fueron tallados en piedra por Pedro Evieta en 1631, por cuyo trabajo recibió cien ducados…

Tiene este altar la indulgencia de sacar un ánima del Purgatorio, en cada misa que se celebre; concesión debida al Papa Paulo III y que concedió por su breve fechado a 2 de Mayo del 1537.

Saqueado el templo por incontrolados e incultos, la imagen del Señor del grupo escultórico del Tabor, se salvó sorprendentemente del expolio, llevada a Barcelona para ser vendida, recuperada por Coca Weglinso, la imagen fue devuelta al templo el 28 de marzo de 1941. Las demás imágenes del grupo escultórico fueron reconstruidas por Juan Luis Vasallo entre 1958 -1965.

La categoría de Juan Luis Vassallo como escultor y su prestigio como imaginero le permitieron la realización de encargos tan importantes y de tan gran responsabilidad como las restauraciones de la Inmaculada de Montañés conocida popularmente como "la cieguecita", el San Cristóbal del mismo autor o el Jesús del Silencio de Pedro Roldán.

Pero por encima de todas destaca la restauración que hizo para la Sacra Capilla del Salvador de Úbeda, en la que trabajó durante varios años, sacrificando de buen grado mucho tiempo y algunos encargos. En el marco de un completo arreglo del templo, se le encargó la reconstrucción de las figuras de Moisés, Elías y los tres apóstoles destruidas totalmente y la restauración de la del Salvador, todas del grupo de la Transfiguración en el Monte Tabor, obra de Alonso Berruguete en el altar mayor de dicha iglesia, realizada por el artista renacentista hacia 1559. Como tantas obras de arte, resultó prácticamente destruida durante la Guerra Civil, de tal modo que la restauración ofrecía serias dificultades y no menos riesgos…


Sin embargo, Vassallo puso todo su cariño y conocimientos durante mucho tiempo de tal modo que al final el acierto coronaría su quehacer. En cuanto a la figura del Salvador, restañó las mutilaciones sufridas y las partes dañadas con gran sensibilidad y atención. Por su parte, para la realización de las cinco figuras destrozadas que se disponían a los pies del Salvador, estudió detenidamente la información gráfica que existía. Tras ello, se planteó la ejecución de un grupo que, sin ser una copia exacta del original, lo recordara por la disposición de las figuras, por las líneas generales de la composición y por el violento movimiento de las mismas, logrando un trabajo que evocara el espíritu de Berruguete, lo que, sin duda, tuvo que costar un gran esfuerzo a Vassallo, cuya producción religiosa se caracteriza por el equilibrio y la serenidad.
El resultado fue la realidad que hoy podemos contemplar en la que el gaditano nos dejó una obra actual que armoniza perfectamente con la imagen del Salvador que había tallado Berruguete. Esto no lo habría podido hacer un simple copista ni un imitador, sino un escultor con verdadero talento, minuciosa observación e impecable técnica. En definitiva, Vassallo volvió a lograr, con la humildad y la sencillez que siempre le caracterizó, una perfecta conjunción de lo nuevo con lo antiguo.

Al igual que el retablo de la Transfiguración, también sufrió daños el órgano construido por el organero Francisco Javier Fernández en 1795.

Tras las negociaciones mantenidas entre Rodrigo Madrid, maestro de seises y maestro organista de El Salvador, y la Fundación Casa Ducal de Medinaceli, se acuerda la restauración del mismo.

El pasado mes de Agosto de 2008, coincidiendo con el día del titular de la Capilla, festividad de la Transfiguración, el órgano de la Sacra Capilla de El Salvador volvió a sonar después de 72 años. Han sido muchos los años que este instrumento litúrgico estaba en desuso, ya que en el año 1936, con motivo de la Guerra Civil española, fue destruido. Por este motivo, y por la importancia que tiene escuchar este impresionante órgano, el capellán realizó una fiesta especial el día seis de agosto debido a la efemérides de la fiesta del titular, previa consulta con la casa de Medinaceli. Según notificó el administrador de la Sacra Capilla, Antonio García Soria, a partir de ahora el órgano se tocará en la misa de diez, por lo que cualquier ubetense que lo desee podrá disfrutar de este sonido tan espectacular. No obstante, todavía no se ha preparado ningún acto oficial que inaugure la restauración de este instrumento, a pesar de que desde la casa Ducal se está pensado que se debería preparar algún evento especial. Dicho órgano ha sido restaurado por el turolense Carlos M. Álvarez Ramírez, en un tiempo de cuatro años, aunque no ha sido una restauración periódica. Toda la inversión económica ha corrido a cargo de la 'Fundación Medinaceli'.

Esperemos que también pueda utilizarse con fines culturales, por ejemplo en la organización de conciertos de música sacra en el interior de la Sacra Capilla.

Desde 1998, la Casa Ducal, viene desarrollando obras de embellecimiento y mejora. Entre los proyectos que ya se han desarrollado destaca la mejora del pavimento, restauración de la sacristía, bóveda de la antesacristía y antigua capilla del sagrario y recuperación de los frescos de la cúpula mayor, obras subvencionadas por el Ministerio de Cultura. Así como la restauración del órgano. Aún queda pendiente el pintado y mejora de los muros y bóvedas de la nave y capillas, como la instalación de un Museo. En la actualidad, se está reconstruyendo, el coro alto.


Bibliografía Recomendada.
- Úbeda y Baeza, Patrimonio de la Humanidad. Editorial El Olivo año 2004.
- www.juanluisvassallo.com/htm/obras.htm.
- Don Lope de Sosa. Febrero 1928, núm. 182.
- Ideal. es
[1] La Transfiguración de la Catedral Primada toledana, es una gran obra de Berruguete trabajada en alabastro y terminada en 1548 y que se encuentra encima de la silla arzobispal. En su estilo se adelanta en más de un siglo a las formas barrocas con las que triunfaría Bernini en Roma.
El grupo escultórico con la escena de la Transfiguración de Jesucristo está concebido con profundidad, algo muy novedoso para la época y con una disposición escenográfica propia del barroco venidero. Lo mejor del conjunto son los tres apóstoles que recuerdan el buen hacer de los escultores helenísticos. Se considera obra maestra del conjunto la figura de Dios Padre, incluido en un medallón[] con un fondo dorado cuya cabeza parece estar en movimiento; está acompañada en los ángulos por pequeñas figuras de los evangelistas con escaso relieve. Los animales representados se muestran con atrevido expresionismo. Las figuras principales están esculpidas en bulto redondo de manera que la luz puede deslizarse entre ellas dando así un resultado efectista poco conocido hasta el momento. A los lados del grupo están los escudos del cardenal Silíceo. Fuente: es.wikipedia.org/wiki/Coro_de_la_catedral_de_Toledo

No hay comentarios: