Blog que os recomiendo; Santa María de los Reales Alcázares, Iglesia Mayor de Úbeda

Blog que os recomiendo; Santa María de los Reales Alcázares, Iglesia Mayor de Úbeda
Blog que os recomiendo; Santa María de los Reales Alcázares, Iglesia Mayor de Úbeda

21 jul. 2009

Monasterio E Iglesia De Santa Clara.

Monasterio E Iglesia De Santa Clara.


Es opinión general que este Monasterio fue fundado recién conquistada Úbeda: en 1235, siendo el primero de los erigidos por esta Orden en Andalucía. La Reina Isabel la Católica se hospedó en este Monasterio el 4 de noviembre de 1489, a su paso por Úbeda, camino del sitio de Baza y regaló a la comunidad una basquiña de paño bordado, que fue utilizado por las monjas para hacer una casulla y un frontal, que se perdieron en la guerra civil. En recuerdo de esta visita regia, aún se denomina a la zona ocupada por la reina y su séquito, en su visita.
,



Años más tarde, abadesas de los más ilustres linajes de la ciudad –el convento y su capilla mayor eran patronato de la familia Salido- lo enriquecen y amplían, destacando la labor de Sor Catalina de Biedma, fallecida en 1568, a cuya iniciativa se debe la reconstrucción de gran parte del claustro, coro alto y bóvedas de la iglesia.

Recordar que en 1979, por Real Decreto, el edificio fue declarado Monumento Histórico Nacional y en los años 1998- 1999 la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, restauró la estructura, las cubiertas, tejados y muros del edificio

Santa Clara, es un edificio de grandes dimensiones que da tres plazas: Álvaro de Torres, San Pedro y Santa Clara. Su espacio externo en la plaza de Santa Clara, es de un barroco clasicista, no exento de claros resabios renacentistas, es levantado, al menos en cuanto a la portada se refiere, en 1779. Ésta presenta hueco de medio punto con decoración de casetones en jambas y arquivoltas y pilastras pareadas. Rematada por frontón triangular partido, en su tímpano aparece una hornacina con la imagen de Santa Clara. A los lados los escudos de la Orden. Otra portada más modesta, la del acceso al torno, presenta también frontón partido con el escudo de la Orden en su tímpano y la fecha de 1779.

Existen en el interior del convento una curiosa portada románica, una portada renacimiento del siglo XVI de Vandelvira y dos claustros. El pequeño, más antiguo, es de estilo mudéjar con reminiscencias estilísticas propias de un románico tardío. En él tuvo que estar instalada la antigua caja de la escalera. El otro. De doble galería, ofrece una irregularidad notable en sus elementos constructivos; tramos de arcadas y tramos de zapatas; columnas dóricas, jónicas y otras de fuste de sección poligonal. Otra dependencia de este convento, de gran interés, es el llamado palacio, sala de planta rectangular cubierta por un magnífico artesonado aún policromado.

Pasada la puerta principal del Monasterio, se acceda a un pequeño patio, en el que se abre la puerta de la iglesia conventual.

Esta iglesia que es de estilo gótico mudéjar del siglo XIII. Es el mejor ejemplo que queda en la ciudad de este estilo. La iglesia se remodela a lo largo del siglo XVI. El altar mayor está separado de la nave por un gran arco toral. La nave, de planta casi cuadrada de divide en tres naves, a base de cuatro columnas cubiertos en el siglo XVII por falsas bóvedas encamonadas. En el mismo siglo XVII, se realizan todos los retablos del templo de forma uniforme de estilo barroco y se pavimenta la iglesia.

El coro alto separado por celosía de madera policromada. Fue construido en 1553 por la abadesa Catalina de Biedma y tiene una elegante sillería realizada en el siglo XVI. Presenta cúpula central de casetones sostenida por bóvedas de horno lateral. En él se conserva una pintura mural de San Blas del siglo XVI. Y además en él se venera al Santísimo Cristo de la Pasión. Símbolo e imagen titular de la Hermandad de Costaleros. Busto en terracota, obra del alfarero Paco Tito y que mide unos 40 CMS., simbolizando el esfuerzo del costalero. El coro bajo, queda separado por verja de hierro. En él existe un buen cuadro de San Vicente de Alcántara.

Conserva interesantes piezas del patrimonio del mueble, pinturas pasionales, orfebrería, relicarios y una valiosísima colección de Niños Jesús.

Tras el saqueo al templo en 1936, la iglesia pierde sus retablos, siendo el de la Capilla Mayor (patronato de lo Salidos) el más interesante. Tallado y dorado en 1760 por Agustín Jurado. En él se veneraron San Francisco de Asís y Santa Clara, San Cayetano y San Blas. Entre 1756 y 1766 este artífice labra el resto de los retablos y altares, todos uniformes como ya queda dicho.

En el lado del Evangelio, frente a la puerta de entrada, estuvo situado el altar de la Aurora con el niño Jesús, procedía del Arruinado Convento de San Francisco de Asís donde se veneró hasta su desamortización bajo la advocación de la Virgen del Socorro. A su derecha se alzó el altar de la Inmaculada Concepción y San Francisco de Asís. En el lado de la Epístola, el primero a la derecha entrando por la puerta principal, recibió culto la Virgen de los Dolores, y junto a éste el Sagrado Corazón de Jesús.

Tras la finalización de la guerra la iglesia se abre al culto el 2 de agosto de 1939 se realizaron obras de urgencia en la misma y de decoración, volviendo adquirir nuevos altares, retablos e imágenes, destacando la imagen de Nuestra Señora de la Amargura realizada en 1952 por Juan Luis Vasallo y donada al Convento de las Clarisas por el mismo escultor en 1953. La imagen ocupa el antiguo altar de la Aurora.


Bibliografía Consultada:
- HISTORIA DE ÚBEDA EN SUS DOCUMENTOS: Conventos, Ginés Torres Navarrete, Úbeda 1996.
- NUEVA GUÍA DE ÚBEDA, Ramón Molina Navarrete, Úbeda 1982.
- PATRIMONIO PERDIDO, Úbeda Información, Juan Ángel López Barrionuevo, Úbeda; VIII-2.001 II- 2002.

No hay comentarios: